vendredi 7 mai 2010

"Entrevista de Eric Courthès", por Luciano Galizia




ArtEntrelasTripas

No es una revista. No es un panfleto. No es un diario. No es una bitácora. No es un blog. No es un entero. Es un medio, sólo un medio entre los artistas y vos, entre los artistas y los artistas, entre las aristas de los artistas, entre vos y yo. Para los que aùn tienen algo de Arte entre las tripas.
viernes 7 de mayo de 2010


Eric Courthès: confesiones de Amado Bonpland






Hola. Escribo esta nota con un poco de temor (voy a ser sincero) el escritor que tengo del otro lado de la conexión es un escritor con todas las letras. Les traigo hoy un libro, una novela. Una novela sumamente particular de un autor que si bien no es argentino, viajo a la Argentina y al Paraguay desde su Francia natal, para descubrir más y más acerca del personaje que relata. Estudioso, académico, conocedor infatigable de los textos de Roa Bastos, Eric ha escrito una novela acerca de un personaje (personaje con todas sus acepciones) de la historia argentina. Un Francés que eligió vivir una de sus tantas vidas entre guaraníes y mates. Un científico casi olvidado y un ser humano entrañable. Amigo de Alexander Von Humboldt, amigo de Bolívar, amigo de Belgrano Amado Bonpland falleció en la Argentina de 1858. Eric, encarna a Amado, se mete en la historia de su muerte y nos cuenta en esta bella entrevista (para mí un enorme honor) un montón de cosas.




-Gracias Eric por tus palabras (para mi, palabras mayores)

Luciano,

Ahora te contesto las preguntas:




-Hola Eric ¿Cómo te va? Desde donde escribís, donde estas ahora?
Ando muy bien amigo Luciano, te escribo desde mi piso en Pirae, cerda de Papeete, la capital de Tahití, donde vivo y enseño desde agosto de 2009.


-Contanos sobre el último libro que escribiste, y que fue editado en Francia. Como se llama y porque se llama así ? ¿Cuándo podremos leerlo traducido al castellano?

El título completo de la novela es:
"Memorias de un muerto, el viaje sin retorno de Amado Bonpland "
Me quitaron la mitad en Francia pero en Paraguay no...
Me dolió muchísimo esa amputación del título por L'Harmattan, no sólo por la paronomasia sino también porque entender el título es uno de las claves que le reservo al lector: no está escribiendo un historiador o un novelista una enísima historia (novelada o no) de Bonpland, sino que el propio Bonpland cuenta desde su muerte, en primera persona, sus múltiples vidas y amores...
La primera novela de Bonpland pues, será publicada por Servilibro, Asunción, en junio de 2010 y distribuida en Corrientes por la Subsecretaría de Cultura, que apoyó mi proyecto, y con el amparo también de Uninorte de Asunción.


-Hablando de la literatura latinoamericana y en particular de la Sudamericana, ¿Cómo llega un tipo como vos a meterse tan profundamente en el mundo de Augusto Roa Bastos? ¿Qué representa Augusto para vos?

Me tocó en los años 93-94, descubrir la obra de Roa Bastos, porque en esta época pusieron por primera (y última vez) "Hijo de hombre" y "Yo el Supremo", en el programa de literatura latinoamericana, de las oposiciones a profesor de español en Francia. Luego, tuve la suerte de encontrarlo en su casa el seis de septiembre de 2000 y de entrevistarlo con un amigo santiagueño, el fotógrafo Jorge Juan. Y otra vez en 2003, de a poco me leí todos sus libros y me enteré de que por su compleja textualidad, en especial en "Yo el Supremo", y por varios otros aspectos, me había topado con un Gigante de las Letras Universales. Ahora bien, decirte qué representa para mí, sería meterme en complejos mecanismos sicológicos, pero lo podría resumir todo en dos palabras: Modelo y Padre...

-¿Qué se te dió por armar una novela sobre Aimé Bonpland? ¿Cuándo descubriste el personaje histórico? ¿Cómo descubriste el personaje literario? Roa Bastos tuvo que ver en ello?

Lo descubrí al personaje de Bonpland releyendo "Yo el Supremo", en una nota a pie de página, en la cual no me había fijado cuando pasaba los concursos. Me llamó la atención que naciera en La Rochela, en la misma región que yo y que tuviera las tres identidades, igual que yo: francesa, argentina y paraguaya. Luego, descubrí las diferentes facetas del personaje, el real y el histórico, viajando durante tres años por todos los lugares donde estuvo y leyendo toda la bibliografía que encontrase al respecto, sin olvidar los contactos personales y amistosos que entablé con sus descendientes y sus numerosos admiradores en Corrientes.


-¿Vos vivis un tiempo en Francia, un tiempo en Asunción del Paraguay y un tiempo en Corrientes no? ¿Qué cosas te atan a Argentina, qué autor de la literatura argentina del siglo XX , te ata literariamente a este país?

Estuve casado 20 años con una tucumana y me apasioné por las relaciones inter lenguas entre el quichua de Santiago del Estero y el español local, fue el objeto de mi tesis de doctorado en 1998. Luego empezó el ciclo Roa Bastos y me arrebaté por el Paraguay y su gente. Desde hace tres años me enchiflé con Bonpland y me fascinó otra tierra, la correntina, hasta que se me entre una nueva locura... No me ata a estas regiones ningún autor en especial, si bien me fascinan también las obras de Borges, Cortázar, Leopoldo Marechal, Ernesto Sábato, Tomás Eloy Martínez, sólo para citar a algunos autores argentinos que me gustan. Lo mío no es sólo libresco sino también empírico, parte de las experiencias vividas en mis numerosos viajes... Me gustaría vivir con ustedes pero sólo puedo pasar unas temporadas pque mi trabajo de profesor me obliga a vivir en otros lares todavía por diez años. Por suerte pude viajar un poco enseñando, seis años en Mayotte, cerca de Madagascar y pienso quedarme cuatro años en Tahití.



- ¿Cómo te surge la idea de hablar de la muerte de un personaje universal (poco reconocido, pero universal) en este rincón del mundo? ¿Qué fue lo que te atrajo a escribir las páginas? ¿Cómo se te ocurrio armar toda la historia, en esa primera persona del morto qui parla, o del morto qui pensa?
Lo de escribir toda la historia en primera persona parte de tres ideas o conceptos:

a) Hacer lo mismo que Roa en Yo el Supremo, hacer hablar a un muerto desde su propia conciencia y ser el mismo personaje, una especie de transferencia esquizofrénica.

b) Estar ausente como autor, partiendo de las teorías de Roland Barthes, que vaticinó en los setenta la muerte del autor y la supremacía del lector activo.

c) Poner en práctica las teorías de Gérard Genette de los años 80 sobre la hipertextualidad y desarrollar un poco sus conceptos, creando otros como el "exotexto": 'un texto que lo condena al lector a la re-escritura' ; aquel texto desde luego es otra vez Yo el Supremo...



-¿Un músico o una canción o un intérprete, que lo haga llorar a Eric Courtès?

Son varias las músicas y las letras que me hacen "llorar", diría más bien que me hacen vibrar: "Impacto tendremos" de Jimmy Bosch, "Prohibido olvidar" de Rubén Blades, "Jogos de armar" de Tom Zé, "Movimento" de Madredeus, "Shakara oloje" de Fela Ransome Kuti o Sixto Palavecino con "Dulzura quichua" y tantos otros!!! Soy una especie de músico frustrado, no sé tocar pero siento la música con una extraña profundidad...

- Hagamos un ejercicio, si tu novela tuviera una música de fondo ¿Qué instrumento sonaría? ¿Un acordeón? ¿Una Guitarra? ¿Un Piano? Un Arpa Paraguaya? ¿Quién tocaría ese/os instrumentos?

Si mi libro tuviera música de fondo, le pondría un chamamé correntino, por ejemplo "Punta San Sebastian" de Guaro Acosta, interpretado por Marcelo Gatti y Daniel Osuna, porque habla de un amor perdido de la Costanera y Amado, pese a su nombre, padeció varias pérdidas en ese aspecto... Pues mi libro tendría los llantos del bandoneón y los rasgueos de la guitarra...

-Por último, y antes de irme a ver cuando consigo tu libro por las librerias de Buenos Aires…Me imagino que te habrás encariñado muchísimo con Amado, pese a que en tu historia, ya está muerto cuando arranca. ¿Que sentiste cuándo se terminó todo, cuándo dijiste.. “Ya está , ya terminé, se finni?

Mi libro nunca estará en las librerías de la Avenida Corrientes, porque otra vez lo rechazaron los porteños a Amado, lo distribuirá en Argentina la Sub Secretaría de Cultura de Corrientes, porque Amado es de los correntinos... Me encariñé con mi personaje es verdad, pero ya que nos está hablando un Muerto, no creo que su "Vida" termine con mi libro, aquel Franchute Universal, "correntinizado", -porque en aquellas cálidas tierras, la calidad de la gente le dio una nueva vida-, no morirá nunca jamás...



-Si pudieras preguntarle algo a Amado ¿Qué le preguntarías? ¿Qué te contestaría?
A Amado le preguntaría cómo se metió en el regazo de Joséphine y como pudo seducir a la Lynch. Me contestaría que las mujeres más lindas y grandes inhiben a los hombres y pues que nos toca atrevernos a conquistarlas...



-Gracias Eric. Avisanos cuando se consiga tu libro en Buenos Aires, así lo leemos (o de que manera se lo podes acercar a los lectores porteños.



Hasta pronto!

Gracias Luciano por tu linda entrevista.
Eric Courthès 05 de mayo de 2010


Enlaces adicionales:



Les dejo un video de Santa María de Fe, que me manda Eric que ayuda a entender la historia de Bonpland (El enlace requiere que tengan un usuario de Facebook).

http://www.facebook.com/profile.php?id=1455152419&ref=profile#!/video/video.php?v=1379565256573


Publicado por Indivisible en 07:55
Etiquetas: Escritores, Libro, Novela
1 comentarios:

Courthes dijo...

Ya está,

muchas gracias por contribuir a la promoción del libro de Bonpland, amigo Luciano!!!

Lo festejaremos en BSAS en agosto!!!

Chaucito ch'amigo.

Eriv
7 de mayo de 2010 13:14

Publicar un comentario en la entrada

Entrada más reciente Entradas antiguas Página principal
Suscribirse a: Enviar comentarios (Atom)
Seguidores
Archivo del blog

* ▼ 2010 (5)
o ▼ mayo (2)
+ Anuncios, lo que traemos entre manos....
+ Eric Courthès: confesiones de Amado Bonpland
o ► abril (3)
+ AVE TIERRA: asi de Simple.
+ Incendiario: 40 minutos al palo
+ CARNE en ISIDRO MIRANDA

Datos personales

Indivisible
Cualquier propuesta de arte que conozcas mandala a arrabalv@gmail.com

Ver todo mi perfil

an style="font-style:italic;">

1 commentaire:

Luciano Arrabal a dit…

Alo Eric!
Gracias por publicar la entrevista en tu blog.
Todo un honor estar allí.
Nos estamos leyendo, escribiendo y viendo.
Salú
Mon Cha´mie!!